Buscando un nuevo nido al que llamarás hogar

  • hace 1 año
  • 0
busca hogar

Un nuevo nido

Cuando has decidido abandonar el nido y buscar uno nuevo, no solo estarás lidiando con una serie de emociones que te harán recordar el calor de hogar, sea este de tus padres, tus abuelos y parientes, sino que tus aspiraciones mezclarán un poco de cada uno y la personalidad que te identifica.

Si has crecido en una zona urbana, con acceso a servicios y facilidades como escuelas, centros médicos, parques, paseos, etc, es posible que busques una casa que tenga esas facilidades.  Sin embargo, si has crecido en zonas alejadas de la contaminación sonora, visual y más amigable con la naturaleza, posiblemente buscarás una casa con esas cualidades. Si la relación con tus parientes más cercanos y los de tu pareja te han expuesto a diferentes entornos, posiblemente buscará una casa que conjugue algo o la mayor parte de estos elementos. 

Es difícil encontrar una casa con todos los requisitos que buscas, así que tendrás que definir una lista de prioridades en tus deseos.  Es solo hasta que encuentras la mayor cantidad posible de coincidencias que podríamos decir, has encontrado una casa para convertirla en tu hogar; y es que un hogar, va más allá del espacio físico de una casa, conjuga la armonía de todas tus emociones y relaciones con tu familia.

Para encontrar la casa ideal para tu hogar, te brindamos los siguientes tips que podrán ayudarte a tomar una decisión, y es que cuando compras o alquilas una casa o apartamento, descubrirás que algo se te ha escapado u olvidado y pronto estarás en el proceso de una nueva búsqueda o lamentándote porque ese detalle se fue de las manos.

Prepara una lista de deseos y necesidades

Una lista de deseo y necesidades cambia en la medida de que tu estatus cambia, ya sea porque quieres independencia pero sigues soltero, si estás planificando contraer matrimonio, si estás en planes de procrear hijos, si buscas un lugar para retiro.  En fin cada etapa de nuestra vida, define deseos y necesidades diferentes.

Esta lista te ayudará mucho a tomar una mejor decisión al momento de comprar o arrendar una casa o apartamento, y podrás proveer a tu agente inmobiliario los insumos suficientes para ayudarte a encontrar las opciones que más se ajuste a ella.

Para ello te recomendamos tomar en cuenta elementos como:

  • Precio
  • Localización
  • Espacio
  • Ambientes
  • Distribución
  • Seguridad
  • Antigüedad del inmueble
  • Estilo
  • Perfección
  • Comunidad
  • Servicios
  • Gastos de condominio
  • Lugares para recreación
  • Espacio para tus mascotas
  • Iluminación
  • Ventilación
  • Comercio o facilidades cercanas
  • Orientación
  • Vistas
  • Niveles de contaminación visual y auditivo

Si estás en la posición de comprar una casa completamente nueva, no dejes de ver estos elementos con el desarrollador del proyecto o tu arquitecto, así como también toma en cuenta que deberás invertir adicionalmente para poder obtenerlos si no vienen en el paquete.  Si tu posición es comprar una casa de segunda mano, toma en cuenta que tus gustos no son ciento por ciento iguales a los del dueño anterior, especialmente en los detalles decorativos del inmueble, la ubicación de ciertos elementos, entre otros, pero que podrías fácilmente adaptarlos a tu estilo.  La opinión de un experto, te será de mucha utilidad para garantizar que las condiciones físicas son las más óptimas y proveerte de un presupuesto fiable para modificaciones o reparaciones.

Conoce la comunidad

La convivencia es clave para la sociedad, así que es importante tomar en cuenta, con quiénes te relacionarás tú y tu familia.  ¿Te gustan las casas unas juntas de otras, con espacios que te brinden más privacidad o distanciadas unas de otras?.

Da un paseo por el vecindario y observa normas de convivencia en la zona. Pregúntale a los vecinos sobre su experiencia positiva y negativa, para que no tengas sorpresas desagradables.

Si tu decisión es vivir en una zona de condominio, recuerda que podrían haber normas preestablecidas a las que deberás sujetarte, así como habrán limitaciones inclusive sobre modificaciones al inmueble y el canon de condominio que deberás aportar regularmente.  Podrías encontrar condiciones que no te permitan levantar un muro en la parte frontal o hacer modificaciones estructurales muy importantes dado que de una forma indirecta podrías influir en los precios de la zona. Es posible incluso que te encuentres con otras más radicales al momento de que querer venderla con el objetivo de proteger el precio de mercado del condominio.

Si has decidido vivir en una zona completamente abierta, recuerda que los temas de seguridad son muy relevantes, ya que posiblemente encuentre poca o nula influencia sobre ella.  En ello, las comunidades vecinas te darán indicios sobre temas relacionados a este aspecto. Considera el nivel de contaminantes a los que estarás expuesto, tanto sonoros, visuales o climáticos.  Vivir en zonas urbanas densamente pobladas, podría influir en tu calidad de vida si lo que buscas es tranquilidad y descanso.

Opciones para elegir

No olvides evaluar varias alternativas con base a tu lista de deseos y el tipo de comunidad en el que deseas vivir.  Auxiliate de tu asesor inmobiliario para que te facilite esta labor, así como de otros recursos en línea, recomendaciones de amigos entre otros.

Prepara una lista comparativa que te permita identificar entre la diferentes opciones, cuáles podrían ser las más apropiadas y quédate con tres para una nueva evaluación ahora que has visto más opciones y evaluado pros y contras.  Recuerda, será difícil encontrar el 100% de tus necesidades, sin embargo, podrías asignarle una calificación o peso a aquellas que consideras como prioritarias y una menor para aquellas que deseas pero que podrías vivir sin ellas. 

Presupuesto

Tu presupuesto al momento de tomar una decisión, no es el menos importante, ya que habrán elementos en tu lista de deseos que harán que el mismo fluctúe hacia arriba o hacia abajo.  Puede que tengas las condiciones que buscas en aspectos físicos, pero no de comunidad y viceversa.  

Si tu forma de pago incluye un componente de financiamiento, debes estar claro de cuánto será lo que debes aportar de manera directa y el techo máximo de financiamiento al que podrías acceder en función de las condiciones del mercado o tu calificación crediticia.  Procura tener un balance entre lo que deseas y lo que puedes pagar, así como los gastos posteriores para el mantenimiento.

Tu presupuesto no debe limitarse a tomar en cuenta el precio de la casa y su financiamiento si es parte de la ecuación, sino que también los costos de los servicios en la zona, mayor consumo de combustible y mantenimiento de tu vehículo por la ubicación de tu nueva casa.

Busca asesoría inmobiliaria

Una firma reconocida en bienes raíces, es una buena base para comenzar.  Asesórate con firmas de reconocido prestigio que te garanticen seguir un proceso ordenado y transparente entre las partes.  Una firma reconocida sigue estándares de calidad basado en su amplia experiencia y capacidad de respuesta en información valiosa que no está a la mano de las masas.  Las firmas reconocidas internacionalmente, poseen sistemas y bases de datos robustos, planes de entrenamiento continuo para sus agentes, códigos de conducta y sobre todo el prestigio de brindar una solución a sus clientes.

Un asesor inmobiliario y su agencia con alta ética profesional, jamás te empujará a tomar una decisión apresurada o te ocultará información valiosa que pueda afectar tu economía a futuro.  Es por ello que debes indagar bien sobre qué firma elegir.

Oferta de compra

Una vez que te hayas asesorado apropiadamente y de manera profesional, cuentes con las mejores opciones, hayas definido claramente tu presupuesto y forma de pago, prepárate para hacer tu oferta.  Si la casa es nueva, posiblemente puedas negociar accesorios u otros elementos como tipos de materiales en la construcción o detalles por el mismo precio; sin embargo, si es una casa de segunda, asegúrate de presentar una oferta justa basado en un criterio de ganar/ganar.  En este proceso, posiblemente deberás esperar una contra propuesta a través de su agente inmobiliario del vendedor, así como posiblemente debas presentar una nueva oferta que acerque posiciones donde ambas partes se sientan cómodas y hayan hecho un buen negocio.

Las oportunidades podrían surgir al momento de encontrar una opción muy aproximada a tu lista de deseos y necesidades, no presiones mucho o la podrías perder en el proceso de puja.  Recuerda que no solamente eres tú queriendo comprar, existirán otras ofertas e incluso disponibilidad de pago inmediato y de contado que te saquen del juego. Cuando encuentre una propiedad en oferta, después de validar la razones de venta, difícilmente podrás pujar el precio a la baja, en ese caso es mejor no insistir.

Protege tu propiedad

Cuando hayas cerrado el negocio y seas el nuevo propietario, no olvides de contratar un seguro que cumpla con las expectativas de tu protección patrimonial, jamás se debe considerar este elemento como un gasto.  Las pérdidas no son comparables al momento de un evento. Del mismo modo en que procuraste un asesor inmobiliario, elige un asesor de seguros. Indaga en las letras pequeñas hasta sentirte asegurado realmente.

Es posible que debas hacer otras inversiones en materia de seguridad para tu casa, tales como sistemas de vigilancia interna, sensores y otros.  En este caso no solo habrás mitigado los daños a la propiedad, sino que inhibirás hasta cierto punto robos o daños a la misma.

 

Únete a la discusión

Comparar listados

Comparar